Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

21 de abril de 2012

San Vicente de Ferrer

Su templo está ubicado en el pueblo de San Vicente, a una media hora de Bruzual, estado Apure. Dicen testimonios

 “San Vicente de Ferrer es un santo vivo. Antes se escuchaba el ta, ta, ta, ta de cuando cabalgaba por alli montado sobre un caballo blanco con frenos de oro. A veces sobre su pedestal, tiene la mirada directa, en otras ocasiones se le encuentra viendo hacia abajo. Los pobladores ante el pálpito de una crecida, suelen abrirle la puerta de la pequeña iglesia para que el patrono observe las aguas del río Apure a punto de inundar el pueblo. La imagen del patrono epónimo de San Vicente, aparece en el recinto del templo con una bata blanca, una capa azulada y un rosario que le cuelga del pecho. EN su cabeza lleva una corona dorada de bordes puntiagudos. Su mirada luce mas rigida en aquel ambiente mudo y solo del mediodía en que llueve sobre el pueblo y las calles están vacías Cuenta la señora Santiaga Nieves, encargada de limpiar el templo, uqe una vez “vinieron unos andinos a buscar la imagen del santo. Lo sacaron de la iglesia, lo montaron en una chalana y se fueron remontando las aguas del rio Apure. Poco después la embarcación se puso pesada y se hundió. Para sorpresa de los vecinos y del grupo de andinos, la efigie fue encontrada en su lugar."

San Vicente es en realidad un caserío a orillas del Río Apure, fundado a mediados del siglo XVIII por Fray Lucas de Niño, en 1794. Sujeto a inundaciones como Quintero y Palmarito. se le llega por una carretera destruída. Una canción de Angel Custodio Castillo, oriundo del pueblo, llamada Caminos de San Vicente, dice:

Los caminos de San Vicente
eran casi intransitables
aguazales en invierno
polvorientos en verano
o nunca falté a una cita
cuando estaba enamorado
muchas veces los crucé
en ancas de mi caballo
una que otra vez a pié
una que otra vez a nado.

Texto y Fotografia tomado de APURE EN CUERPO Y ALMA
Publicar un comentario en la entrada