Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

26 de noviembre de 2013

En recuerdo de Pedro Pablo Molina

Pedro Pablo Molina se convirtió en leyenda, y de la misma forma que Cupertino Ríos, quedaron los arpegios de su arpa flotando en el aire de Camaguán. 

Al parecer no quedó ni siquiera un dibujo de su rostro, como es el caso de Cupertino. Supimos que Germán Fleitas Beroes, defensor constante de los valores de su pueblo Camaguán, había esbozado una reseña biográfica de los tres grandes arpistas camaguanenses: Pedro Pablo, Cupertino y Ruperto Sanchez; sin embargo, esos documentos no los hemos podido conseguir.

Así como se perdió en el tiempo la vida de este gran arpista, se han perdido la de muchos valores nacionales que pasaron al olvido sin que se les hiciera un reconocimiento escrito de su labor folclórica.

Es por esto que ya casi convencida de que no encontraré información sobre este arpista, les copio una canción letra de Germán Fleitas Beroes y música de Juan Briceño Zapata,  dedicada a  Pedro Pablo Molina



AY PEDRO PABLO MOLINA
Música Juan Briceño Zapata

Letra Germán Fleitas Beroes

Todos los ojos 
se humedecieron
Hay un arpa callada en un rincón;
Ya no sonaran sus cuerdas,
Ya no sonarán sus cuerdas,
Ya más nunca oiremos su afinación;
Van diciendo los vegueros
Van diciendo  los vegueros
Ya más nunca oiremos su afinación;
Va llorando Juan Solito
Va llorando Juan Solito
Ya están de luto el pájaro y la flor;
Murió el Maestro que tocaba pasodobles
Y valses criollos en su arpa pueblerina,
Para después con un “PAJARO LLAMADO”
Enloquecer a la gente en la cantina.



Todos los ojos 
se humedecieron
Hay un arpa callada en un rincón;
Ya no sonaran sus cuerdas,
Ya no sonarán sus cuerdas,
Ya más nunca oiremos su afinación;
Van diciendo los vegueros
Van diciendo  los vegueros
Ya más nunca oiremos su afinación;
Va llorando Juan Solito
Va llorando Juan Solito

Su más querida y su última creación;
Ordeñadores de la pampa guariqueña
De madrugada ven su estrella peregrina
La reconocen porque es grande y musical
Como tu fama: ¡Ay Pedro Pablo Molina;
Ordeñadores de la pampa peregrina
La reconocen porque es grande y musical
Como tu fama : ¡Ay Pedro Pablo Molina!



Nota: pudiera interpretarse de los versos, que Juan  Solito fue compuesto por Pedro Pablo Molina, sin embargo en el libro Páseme Acá la Guitarra de Germán Fleitas Beroes, establece que la música de la misma es de Juan Briceño Zapata , sin embargo, por sí o por no, colocamos el audio de esta pieza en el arpa de Pedro Castro:


Publicar un comentario en la entrada