Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

22 de noviembre de 2013

Los Hijos de Guárico: Próspero Infante

"Desde el alto llano, resuena aún la voz del gran poeta guariqueño Próspero Infante. Había nacido en Santa María de Ipire, en 1894, y murío en Altagracia de Orituco en 1968. Su talento poético se consumió en la inmensa modestia de su vida. Su clara inteligencia, dedicada en gran parte a la docencia regional, en la escuela o en el liceo, se dió en él espontánea, como la cascada fluida del manantial. El medio, el tremedal barquereño, consumió al poeta.

Según cuentan sus amigos y discipulos, Próspero Infante era un hombre bondadoso, desprendido, animado por altos objetivos espirituales. Su copiosa producción, a su muerte, quedó casi inédita. en el ocaso de su existencia (1957), publicó su primer libro de poemas: Cartas del Alto Llano. En el prólogo, calzado con su firma, el poeta revela su filosofía de la resignación, frente a las
fanfarrias de la vanidad. Por eso asienta: "No son estos versos para lectores de las generaciones  del siglo XXX ni para buscar la consagración por el aplauso de las pirámides literarias contemporáneas. Los hice a mi gusto, con ingenuidad criolla, sin aspirar siquiera a que en mi nombre tengan noticias los genios que no caben dentro del tiempo y el espacio."

"Poetas como Próspero Infante se han convertido en una leyenda para pequeños cenáculos.Muchos de sus amigos y descípulos sorprenden a veces, en alguna reuníón, con la recitación de sus mejores producciones. Allí esta el Romance a Pancha Duarte y el de Custodio Oquendo. Este último recoge la fama de uno de los cantadores mas impresionantes que recorrió los caminos del Guárico.

Son muchos los sonetos y romances de Próspero Infante, hechos con la materia prima regional, que requieren la atención de un lector amable y consustanciado con lo autóctono." La  Viva Presencia del Guárico - Pedro Díaz Seijas

Publicó también Voces de la Sombra y Alma Desnuda. "Fue un poeta que sintió con inefable ternura las cuitas y angustias de la humanidad y dejó al respecto, un testimonio vivencial en sus cantos reveladores de un cabal sentido de comprensión y bondad." Diccionario Biográfico Cultural del Estado Guárico

LA BREGA

Bajo el sol tropical tiembla el estero
colúmbrase a lo lejos la vacada
hacia la cual, la soga rabiatada
de su corcel, dirigese el vaquero

Burla el sigilo agudo del llanero
del tosco alcaravan la carcajada. 
y se arisca y se pierde la manada
tras la testuz alzada del matrero

Mas, con rabiosa actividad, haciendo
girar la soga el bregador tremendo
se lanza tras el prófugo maldito

Le alcanza presto, amaga,  arroja el lazo
vuelve la grupa, escucha el latigazo
y vencedor, un ajo aliña un grito!!!

Fragmento del Romance a Pancha Duarte , tomado de Letras Llaneras, Blogspot
PANCHA DUARTE


Ánima del Taguapire
-Dijo un viajero contristo-
si se me  quita esta fiebre
 que me está quemando vivo,
te hago un cercado de palmas
y un túmulo de ladrillos
pa´ que no pise el ganado
el suelo que está bendito
y como un claro milagro
bajó la fiebre en el sitio;
pero al llegar al poblado
se echó  la gracia al olvido;
no pagar servicio a pobres
es una virtud de ricos
…///…
Poco después, a la vera
del sendero como un símbolo
se alzaba un techo de tejas
sobre un túmulo blanquísimo.
La gracia de los milagros
llenó todos los oídos
muchos alcanzaron bienes
otros, salud del espíritu;
algún mercachifle avaro
logró la deuda de un pillo
y hasta el viejo don Natalio,
cuando un vaquero dijo:
”Se perdió la vaca mora;
no he jallao el toro suizo”…
”ofrézcale a Pancha Duarte
una vela de a cuartillo”
A la mañana siguiente
la vaca buscó  a su hijo
y algún sabanero trajo
al patio el toro perdido…
y el cura de la parroquia
comprendió, con buen sentido,
que al alma de Pancha Duarte,
a la vera de un camino,
es, entre todas las cosas

¡un torrente de oro vivo!
Publicar un comentario en la entrada