Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

15 de octubre de 2010

Estar como pajarito en rama

Desconozco si el refrán es específicamente llanero, pero aún en el entendido que no tenga su origen allí, el hablar del venezolano es uno solo y se aplica en todo el territorio nacional. Las aves, siempre alertas tanto para cazar como para detectar sus depredadores, se posan por ratos, pero hacen rápidos movimientos de cabeza de un lado a otro, siempre alertas, quizás atisbando el peligro, quizás obedeciendo  simplemente a su naturaleza.  También se dice estar como Pajarito en Grama, pero creo que es una derivación de la original.
El refrán se aplica a estar atento o esperando algo que no llega, o quedarse “con los crespos hechos” como también decimos los venezolanos.

*****
Publicar un comentario en la entrada