Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

18 de octubre de 2010

La Mujer Llanera y su Canto Recio - Entrada 2/2

En la entrada anterior, colocamos temas en los que la mujer llanera demuestra su orgullo por serlo.  En esta segunda entrada, colocaremos dos piezas muy simpáticas y que alcanzaron  gran éxito, en la voz de Cristina Maica, para ilustrar lo dicho anteriormente en relación a que la mujer llanera defiende el objeto de  su amor, bien sea representado por su tierra, por su pareja, por sus hijos, etc. mostrando carácter, temple y determinación.

Yo si Monto Cachos

La Vecina

 ENTRADAS RELACIONADAS; LA MUJER LLANERA Y SU CANTO RECIO ( 1/2)
Publicar un comentario en la entrada