Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

13 de octubre de 2010

La Soga y el Lazo

Existe una marcada diferencia entre el cuero de las reses criadas en las regiones con sombra de los llanos y las que pastan en los desiertos de Apure. Aunque el de las primeras sea muy grueso, los lazos fabricados con las segundas, expuestas continuamente a los rayos solares, son infinitamente mas fuertes.” La Vida en los Llanos de Venezuela

El procedimiento para la elaboración de las sogas es el siguiente: un cuero fresco extendido sobre el suelo, con el pelo hacia abajo, es cortado con limpieza en una larga tira de dos pulgadas de ancho. el corte es en forma de espiral de afuera hacia adentro, para sacar la mayor longitud para la soga. Esta tira, dependiendo del tamaño del cuero, puede alcanzar hasta 40 mts. Luego es torcida por dos hombres en sentido inverso, como una apretada correa y es tendida entre dos postes, para que se vaya secando. Durante el proceso se unta con cebo frecuentemente, para darle elasticidad. Se repite esta operación hasta obtener la soga.

Cuando está bien seca, se le hace una lazada en un extremo y a través de ella se pasa la soga formándose el lazo propiamente dicho. Cuando el llanero se dispone a realizar la faena para enlazar toros o caballos, el otro extremo de la soga es atado a la cola del caballo. El hombre en el momento de usar el lazo, sostiene en la mano izquierda el cuerpo de la soga, al que le ha dado varias vueltas flojas y con la otra, sostiene el nudo corredizo que hace girar varias veces sobre su cabeza para mantenerlo abierto. Galopa a velocidad y cuando el animal esta “a tiro de lazo”, lo lanza a su cabeza de modo que se suelten las vueltas que sostiene en la mano izquierda.

Al atrapar por ejemplo un toro, y templarse la soga producto de la resistencia del animal, el tirón es muy fuerte y lo recibe la cola del caballo, lo cual obviamente le debe producir dolor, sin embargo, el caballo criollo está adaptado a estas faenas y generalmente supera la prueba.

Amigo lector, si quiere familiarizarte un poco mas con esta faena, puede acceder al siguiente enlace de este Blog: Viejo Soguero

Publicar un comentario en la entrada