Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

4 de abril de 2011

Algunos Mamíferos del Llano.

Danta común (Tapirus terrestris)

Reliquia de la espesura
De fortaleza sin par
Que rompe troncos y palos
Al correr a ojos cerrados
Escapando a cazadores
O al tigre con hambre vieja
Fauna Hermosa de la Bella Llanura
Hugo Estrada Ripari

Un animal corpulento, aproximadamente del tamaño de un pony, alcanza unos 2 m de longitud total, poco más de 1 m de alzada y un peso de 250 kg. La punta del hocico está transformada en una especie de trompa corta y flexible. Las orejas son pequeñas y la cola es muy corta. El pelaje, corto y ralo, es de color café oscuro a negruzco.

La danta es un animal de bosque, de costumbres solitarias y activo principalmente en la noche, aunque también se mueve de día en lugares alejados de la presencia humana. Es una gran caminante, que se desplaza por la espesura en busca de su alimento, compuesto de ramitas, hojas, cortezas y frutos de diversas especies de plantas. A pesar de su tamaño, es sorprendentemente ágil y puede escalar con facilidad resbalosas laderas casi verticales. Cuando se siente amenazada, emprende una huida estrepitosa, embistiendo contra cualquier obstáculo que se presente en su camino; normalmente busca refugio sumergiéndose por completo en el agua, donde pasa mucho tiempo escondida, asomando de vez en cuando la punta de su trompa para respirar. También en momentos de tranquilidad se ve nadando a la danta, pues ésta disfruta mucho del agua.

La hembra da a luz una única cría luego de un período de gestación de unos 13 meses. La cría tiene un pelaje muy diferente al del adulto, de color café, adornado con manchas y franjas blancas. Este pelaje es un excelente camuflaje cuando la cría permanece inmóvil, tumbada entre el juego de luces y sombras del sotobosque, esperando a que la madre regrese para amamantarla.

Debido a su gran tamaño, las dantas son animales muy buscados por los cazadores. Aún en lugares donde sólo están sometidas a una ligera presión de caza, estos animales se extinguen rápidamente. Se encuentra  ampliamente extendida por Suramérica, desde Colombia y Venezuela hasta el norte de Argentina y Paraguay
Fuente consultada: Fudena

Báquiro de collar
Báquiro cachete  blanco
Báquiro (Tayassu pecari)
Se pasean en fila india
Atravesando sabanas
Se defienden muy unidos
Y obligan a mas de uno
A subirse a los arboles
Con sus ronquidos de ataque.
Hozando logran comida
Raíces, gusanos, huevos
Y se completan con frutas
Y a veces con algún conuco
Donde se hacen muy odiosos
Al destrozarle las plantas
Fauna Hermosa de la Bella Llanura
Hugo Estrada Ripari

Su coloración dorsal es negra a parda muy oscura, uniforme; pelos con o sin bandas. Pelaje largo, disperso y tieso. Cabeza muy ancha, alta y gruesa, con una crin de pelos negros, largos y erizados en el tope; rostro alargado y terminado en un hocico negro; cachetes y labio inferior blanco puro a crema. Orejas pequeñas, puntiagudas y paradas. Manos y patas negras. Cola muy corta. Vientre de color similar al dorso, pero algunas veces son blancos hasta la parte interna de las extremidades.

Los báquiros son de hábitos diurnos y nocturnos, terrestres, gregarios. omnívoros. Forman grupos o piaras de 40 a 200 individuos. En los llanos venezolanos se les puede encontrar en el extremo oeste. Viven en la vegetación boscosa rala o densa, media a alta, en el sotobosque abierto o intrincado, cerca de cursos de agua, en zonas bajas y húmedas; duermen bajo raíces. Se alimentan de una gran variedad de frutos, semillas, nueces de palmas, raíces, hojas de gramíneas y hierbas, así como de carroña, gusanos e insectos, huevos de aves y tortugas, culebras, lagartijas y hasta sapos.
El báquiro cachete blanco, a diferencia del báquiro de collar es menos común y más difícil de observar, siendo sus piaras más numerosas y dispersas. Se mueve en grandes áreas en busca de alimento, volviendo regularmente a la misma zona pero de manera imprevisible. Remueven mucho la hojarasca y el suelo para buscar su alimento, y dejan senderas muy pisoteados y anchos cuando pasan de un sitio a otro. Asimismo, emiten un fuerte olor diferente al del báquiro de collar. Tienen fama de agresivos, pero escapan estrepitosamente ante la presencia humana, siendo por el contrario un poco cegatos, ya que pasan al lado de una persona inmóvil sin darse cuenta de ella. En general, cuando la piara se siente nerviosa hace un gran alboroto, emitiendo chillidos y chasquidos repetidos con los dientes, que pueden ser oídos a gran distancia.
Publicar un comentario en la entrada