Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

22 de abril de 2011

El Apamate Poeta - Hugo Estrada Ripari

EL APAMATE POETA
Al Nazareno de Achaguas en su día Miércoles Santo

Apamate árbol poeta,
Tú, del verde te despojas
Para vestirte de lila,
De un suave morado claro,
Con que asumes el paisaje
Con tu ramaje florido

Cuando por verano seco
El paisaje se hace triste,
Tú, el Apamate poeta,
Rompes la monotonía
Y cual lilácea acuarela
Nos recuerdas de Su Amor

Y cerca del Viernes Santo,
Te apresuras, Apamate
A cuajarte en ramilletes
Para así en danza florida
Y alfombrados los senderos
Camine suave El Señor

A lo largo de tus ramas,
Con el pasar del verano,
Se desprenden mariposas
De un tenue y pálido lila,
Que en revuelos caprichosos
Danzan de la copa al suelo

Tú, el Apamate poeta
Con la lluvia de amatistas
Ves sembrando el suelo rosa,
Cual alfombre de milagros
Para que camine suave
Con su cruz el buen Jesús

El Nazareno, con su ropaje morado,
Dulce el rostro ensangrentado,
Se le hace mas suave al paso,
Cuando triste hacia el Calvario
Tú, Apamate poeta
Le extiendes alfombre lila
 Hugo Estrada Ripari
Publicar un comentario en la entrada