Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

9 de junio de 2011

A Reinaldo Espinoza Hernández. (2/3)

ROMANCE A REINALDO ESPINOZA HERNÁNDEZ
Germán  Fleitas Beroes

Que pensarías tú de Dios
Si el tiempo retrocediera
Si el hato Mata e´Totumo
Con su carga de leyendas
Fuera de nuevo tu mundo
Tu mundo de cielo y tierra
Con arpegios de guitarra
Y cuentos de luna llena.

Qué pensarías tú de Dios
Si el tiempo retrocediera
Y encontraras a Juan Bruno,
Tu padre y tu compañero
Sentado con su bandola
Tocando un seis por derecho
Y los cocuyos rayando
La negra noche de invierno.

Que pensarías tú de Dios
Si el tiempo retrocediera
La media luna y el gallo
Contigo en la corraleja
Salpicándose de espuma
La copla del becerrero
Y contando en silencio
Los lirios y las estrellas.

Que  pensarías tú de Dios
si el tiempo retrocediera
Si desandado lo andado
Volvieras a tu querencia
Y encontrarás donde mismo
Impolutos tus afectos
Y te vistieras de limpio
Con los besos de tus viejos.

Que pensarías tú de Dios
Si el tiempo retrocediera
Y escucharas a Juan Bruno
Decirle al peón apureño
Que le traiga de atajo
El caballo “Lazo Abierto”
Que se va de madrugada
Porque hay toros en el pueblo

Que pensarías tú de Dios
Si el tiempo retrocediera
Si a tus oídos llegara
Con la dulzura de siempre
Como risa de capacho
Como copla mañanera
La voz de tu santa madre
La voz de María Estradela



Reinaldo Espínoza Hernández
Que pensarías tu de Dios
Si el tiempo retrocediera
Caracas 1984

ENLACES RELACIONADOS


Publicar un comentario en la entrada