Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

31 de julio de 2011

Ni Burro es Bestia, ni Casabe Pan

En otras palabras, este refrán aplica cuando se quieren destacar las cosas como son, sin disfraces ni "medias tintas".
El llanero llama bestia al caballo, nunca al asno, y bajo este concepto, nunca aplica ninguno de los términos destinados a los caballos, a este "primo", al punto que hasta la designación de los colores de su pelambre es diferente para el caballo y para el burro.  Asímismo, siendo el casabe el acompañamiento tradicional de las comidas del llanero, este refrán antiguo, lo cataloga claramente en otro rubro distinto al pan conocido mundialmente.
******
Publicar un comentario en la entrada