Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

15 de julio de 2011

Una Fiesta en el Llano Viejo

Ilustración en Arpa, Cuatro y Maracas (Victor Vera Morales)
Una vez más acudimos a las páginas de oro de "Por los Llano de Apure",  donde Don Calzadilla Valdés, nos cuenta de un joropo en el llano viejo:

“Unos estaban descuartizando una res y preparando los asadores, otros sacrificando un cochino, las mujeres ocupadas en las hallacas, las cachapas y el carato, y los mas en un constante trajín hacia las “damezanas"  de aguardiente, y vaya y venga el pocillo de café. 
Cuandodo empezaron a encender los candiles o lámparas, me acerqué al caney donde se bailaría, el cual regaban en ese momento para evitar la polvareda levantada por el zapatear y escobillar de las parejas, me llamó la atención , ver colocado un gran mosquitero en el ángulo del caney, y al inquirir su causa , me contestaron "era el mosquitero para los musicos”.

Al llegar, los arpistas y guitarreros se introdujeron dentro del mosquitero con sus respectivos instrumentos; cuanto a los maraqueros, quedaron afuera, no necesitando precaverse de los terribles zancudos,  por estar en contínuo movimiento.

Ilustración en Tolvaneras (Germán Fleitas Beroes)
El joropo, zamblea, baile; ¡cuán sencillamente bella se presenta esta fiesta campestre llena de sana alegría! ¡Cuánto entusiasmo entre las parejas bailadoras,  enlazadas o simplemente agarradas de las manos, tongoneándose, zapateando al golpe de un galerón, un seis, un pájaro. El arpista bordoneando de lo lindo en un rezongo repetido de los bajos, un trinar de los tiples provocador del jadeo; el guitarrero charrasqueando entusiasmado el acompañamiento de lo cantado por el arpista en los tiples, y los capachos movidos en incocebibles giros, igual como el tercio que los sacude, acompañando la coplas endilgadas a las parejas por los cantadores, generalmente los mismo maraqueros, plenas de gracia picaresca y punzantes puyas del uno para el otro en el contrapunteo" Fernando Calzadilla Valdés. Por Los Llanos de Apure!

Te recomendamos seguir el siguiente enlace de este Blog, para complementar la visión de una fiesta llanera de aquellos tiempos: NOS VAMOS PÁL BAILE

Damesanas: botellon grande de cuerpo abultado y cuello estrecho, generalmente cubierto de mimbre y utilizado para almacenar licores o manteca de cerdo
Publicar un comentario en la entrada