Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

3 de julio de 2011

La Leyenda de la Chicharra y el Cangrejo

Esta leyenda está escrita por el poeta Alberto Arvelo Torrealba en su libro Lazo Martí: Vigencia en Lejanía, y cuenta que la escuchó de los campesinos:

Chicharra se lamentaba
En la copa él higueron
Porque se caso con Grillo
Y Grillo la abandonó

Cangrejo, oyendo las hondas lamentaciones de Chicharra gri gri gri griiiiiiiiiiiiii- pensó que Grillo había muerto y se dijo: “Lo que soy yo , me caso con esa viuda”. La llamó muy circunspecto y Chicharra bajó del árbol. Cangrejo le propuso matrimonio.

Y la triste respondió: ¡Sígueme! Echó a volar y en un árbol, y en otro, prosiguió su lamento, llamando a Grillo: gri gri griiiiiiii. Cangrejo se fue por el bosque, tras el clamor siempre fugitivo y de tanto mirar hacia arriba se le fueron quedando largos y brotados los ojos.
Publicar un comentario en la entrada