Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

31 de julio de 2011

Picadillo de Hígado, Corazón, Riñones, Bofe , Ubre

Ya hablamos en una entrada anterior  del Picadillo Llanero y esta variante encaja en  la visión del mismo. El hígado va en mayor proporcion que los demás ingredientes básicos, es decir, para una taza de hígado picadito, por ejemplo,  se usa media taza de los demás, también picaditos. Los aliños son cebolla, ajo abundante, cilantro, cebollín, picados finamente y sofritos en aceite onotado.
Las carnes cortadas en trozos pequeños, se montan al fuego en 3 litros de agua, hasta que se ablanden. Se le agregan unas dos tazas de arroz y el sofrito.
Como ingredientes adicionales u opcionales, puede agregarse 2 tazas de papas, apio, ocumo, todos juntos picados en cuadritos. Sal al gusto
Fuente Consultada: Gastronomía Apureña- Carmen Beatriz de Estrada
Publicar un comentario en la entrada