Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

20 de agosto de 2011

Distintas Formas de la Copla Llanera (3/3)

Ofrecemos, de la misma fuente que hemos venido trabajando: CIEN COPLAS de Germán Fleitas Beroes, otras opciones para la creación de la Copla Llanera:

Cuando consta de seis versos que el llanero distribuye a su manera: cantando primero dos y después cuatro, o viceversa; y haciendo una breve pausa para aclararse el pecho o referirse brevemente a algo que no tiene relación con lo que está cantando, para después continuar

Escuche compadre Roso
es preciso que comprenda
(pausa)
¡No vaya a decirle a Rosa
que anduve por "Santa Rosa"
ni que le llevé una rosa
a Rosa la de Rosenda...!

A mi mujer y mis hijos
les digo que cuando muera
me zumben de cualquier modo
pero me tapen con tierra
(pausa)
¡Que si he de volverme polvo
ésa es la mejor manera!

hay un indio que le afina
las luces a los luceros
y después las bordonea
con las puntas de los dedos
(pausa)
¡Apuesto hasta mi caballo
que es el Indio Figueredo!

Cuando de refiere a la familia, al amor y a la amistad:

Me llevaron el anzuelo
esos caribes del río;
¡ojalá que tú también
te llevaras algo mío!

Yo soy un hombre feliz
-aunque no tengo un centavo-
con mi guitarra, mis hijos,
mi mujer y mi caballo

Cuando va de boca en boca y de caney en caney

La mujer cuando es prudente
siempre pasa por zoqueta,
pero tiene en la palabra
mas puntas que una falseta

¿Que esta pasando en Caicara
que el Orinoco bajó...?
¡no la han visto llorar mas,
es es que el hombre volvió!

La copla se transforma en un entrevero, cuando la persona que la canta le intercala dos versos endecasílabos, casi siempre al principio del contrapunteo:

Soy Patricio Regalado
mi apelativo -no vale-
arrímate a los bordones, catire,
que quiero cantar contigo, Rosales
aunque parezca mentira
no tengo quién me regale.

Si se suprimen los versos endecasílabos, la copla sigue teniendo sentido:

Soy Patricio Regalado
mi apelativo -no vale-
aunque parezca mentira
no tengo quién me regale.
Publicar un comentario en la entrada