Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

8 de agosto de 2011

El Lenguaje de los Pájaros: La Chenchena o Guacharaca de Agua

Su Hábitat está a la orilla de los ríos, caños y lagunas en el llano venezolano. Por lo general se reunen en bandadas que a la orilla de las aguas van revoloteando entre el ramaje de los arboles en un incesante cantar a coro, siendo su característica general el sucesivo cubrimiento que hace el macho a la hembra. No es un ave domesticable y se alimenta de frutas silvestres, insectos y larvas.

Se le atribuyen ciertos poderes mágicos. Dicen que llevando como amuleto una cabeza, en donde tienen unas plumas largas, a las que se les da el nombre de copete, que los curiosos entrecruzan ordenadamente, dándoles formas que ellos consideran propicias, puede conseguirse suerte en el amor. En cambio en algunas regiones, se les considera ave de mal agüero o pavosa.

Cuenta Jesús Loreto que en una ocasión, navegando por un brazo del Orinoco, apenas saliendo del sitio donde habían pasado la noche, se oyó en el ramaje que bordeaba la orilla, el canto de una chenchena solitaria; ese acontecimiento motivó que los navegantes se devolvieran inmediatamente al lugar de partida, para reemprender el viaje al día siguiente. Al inquirir el motivo, los navegantes le informaron que seguir hubiera implicado que les ocurriera algo malo, pues cuando “esa bicha canta sola, es señal de peligro

"Al acercarnos a una cepa de paja chigüirera que estaba a la orilla" - cuenta J. Loreto- "y a objeto de llevar la proa de la embarcación en sentido opuesto, sentimos un olor fuerte y muy desagradable; en ese momento se levantó una bandada de chenchenas que voló sobre nuestras cabezas, dándonos cuenta que el olor provenía de ellas, las que dejaron caer al unísono su excremento sobre la curiara y sus ocupantes.  Una vez de regreso para acampar al abrigo de un rancho, fui sorprendido al tratar de poner el pié en la orilla, pues uno de los bogas me dio un halón que me llevo de nuevo al centro de la curiara, al mismo tiempo que empuñaba un bichero que con certera puntería enterró con fuerza entre las aguas, extrayendo ensartada en él una inmensa raya.
Después supimos por los vecinos que aquel día se había presentado un chubasco en el Orinoco que había paralizado todas las actividades por su intensidad y peligro ¿coincidencia?"

Fuente Consultada: El Lenguaje de los Pájaros: JJ Loreto Loreto


Imagen de Venezuelatina
La chenchena es un ave exclusiva de la cuenca del Orinoco y sus afluentes y de la cuenca amazónica. Suele encontrarse en las orillas de quebradas, caños , morichales, manglares,  bosques de galería y lagunas rebalseras. Su dieta se compone de hojas y se caracteriza por su porte elegante. Su color marrón le permite confundirse en el bosque a pesar del azul eléctrico de su cara. Posee en cada ala una garra que la mantiene en su juventud, y en el  adulto solo pueden observarse unos muñones.  Por tener el cuerpo pesado, solo hace vuelos cortos, aunque hace brincos ágiles sobre las ramas. El periodo de reproducción es durante el invierno. Cuenta el ornitólogo Rosauro Navarro, que el macho construye el nido para atraer a la hembra. “los machos tienen en la cara un azul muy bonito que se enciende durante este período y en la corona tiene unas plumas, las cuales son desplegadas para atraer a la hembra, hace unos graznidos y se pavonea para conquistarla, es todo un espectáculo” La atención de los pichones es compartida entre ambos padres hasta que llegan a la edad juvenil.
Es un ave que aun conserva rasgos evolutivos de Jurásico Superior, trepa y se zambulle por los caños, sorteando desde que son pichones las amenazas de los depredadores. Fuente Consultada: Cienciaguayana5.blogspot.com
Publicar un comentario en la entrada