Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

10 de febrero de 2012

Guayabal, Estado Guárico

Imagen Vivencias Llaneras del Abuelo
Les ofrecemos a continuación fragmentos de la Ponencia : Guayabal sonoro topónimo en el Concierto de los Pueblos Provincianos, presentada por Luís Mendoza Silva, en el 1er Encuentro de Cronistas e Historiadores de Guayabal.
Es una ponencia cargada de emociones y recuerdos, que pueden leerla completa, así como las otras presentadas en esa oportunidad en el Blog, San Jerónimo de Guayabal:

"Guayabal, esta pintoresca y amena vecindad guariqueña del llano profundo, que fue muy famosa durante algún tiempo; por sus panelas, la miel, el queso y por haber sido, refugio del temible Boves, quien decretara en este suelo la guerra a muerte contra los blancos, es un pueblo afable y querendón. Si. Y es que esta especie de pequeña Mesopotamia, territorio bordeado de ríos caudalosos y peligrosos caños de aguas profundas, oscuras y frías que esconden inescrutables misterios ancestrales, ha ganado puesto importante en el concierto de los pueblos provincianos, es decir, entre los pueblos más nombrados del bajío guariqueño, en primer lugar, podríamos afirmar, por esa hospitalidad características, que siempre le ha distinguido.-

Imagen Vivencias Llaneras del Abuelo
Esta particularidad de Guayabal, que además, no es ajena a los pueblos del llano sin fronteras, según mi abuelo, Rumualdo “el indio” Antonio Aponte, conocido en todo el bajío como – El Último Caporal de la Sabana – de ancestros guariqueños, específicamente calaboceños, que fue arriero en su tiempo por estas otrora salvajes travesías, conduciendo rebaños indóciles desde los grandes hatos arismendeños, La Unión, Guadarrama y el mismo San Fernando de Apure hasta los más distintos puntos de la geografía entre ellos: el histórico Puerto de Cabruta, se debe a que éste desde sus inicios “fue un pueblo de posada”.-

Imagen Vivencias Llaneras del Abuelo
Es decir, Guayabal fundado el 30 de mayo de 1796, según los registros públicos, pueblo ribereño del río Guárico y, ubicado desde su nacimiento, en las inmediaciones del antiguo Hato San Jerónimo, quien aporta parte de topónimo, fue durante mucho tiempo, posada obligada de los arrieros, que surcaban las feraces sabanas del viejo camino sabanero, quienes encontraban allí en los añejos caserones solariegos de la diminuta comarca, alimentos y lugar para el descanso, atención para sus caballos y potreros amplios y frescos para el ganado.-

Imagen Vivencias Llaneras del Abuelo
También nos contó el – indio Aponte –, sin poder ocultar la nostalgia en su voz y en sus ojos viejos, que “en aquel Guayabal de la primera mitad del siglo XX, se enamoró de una india muy bonita y excelente bailadora de joropo, a quien todos llamaban La Negra Inés, con quien experimentó un romance pasajero, en una parranda de esas que armaban los peones por las noches, cada vez que había gente nueva en el hato”.


Al otro día, con el primer canto del gallo me despedí de la negra en el jagüey – dijo el indio – y me la llevé en el corazón y en las coplas de arreo por todos esos caminos largos y soleados de la sabana de mis amores. Y aunque nunca más volví a verla, desde aquella noche del baile con bandola y aguardiente, jamás olvidé tampoco el juramento que hicimos bajo la luna rosada del patio guayabaleño. De allí estos versos livianos, que el indio guardó hasta su muerte, los cuales quedaron vagando en el recuerdo de los hijos de la pampa horizontal, con la intención de perennizar su romance en el tiempo:

Dicen que la negra Inés
se fue por Corozo Pando,
con la mirada tendida
 silenciosa  y  suspirando. 
Y aunque eso no es demostrable
tal vez me andaba buscando,
pues, para un indio el amor
no es cosa de contrabando


http://historiadelamedicinaunerg.blogspot.com
Guayabal es un pueblo lleno de leyendas y tradiciones. Ese es su verdadero y más rico patrimonio. Su gente, historia y cultura. El mismo San Jerónimo, patrón religioso de los guayabaleños es una especie de leyenda que forma parte esencial de su gentilicio. Pues, sobre San Jerónimo cada feligrés o cada guayabaleño, amante de esa tradición tiene su propia versión. He ahí el realismo mágico, al que se refirió Jorge Giordani, en su obra Camino al Orinoco.-

Si. Y es que transitar por los caminos de Guayabal, nos hace vibrar el alma del poema. Además, ello es congraciarse con la naturaleza, el viento, lo eterno, hermoso y divino.
Es extraordinario, sentir como van apareciendo en Guayabal, las cosas que el tiempo se llevó, y dejó a lo largo de los rumbos que van y vienen por las trochas del fastuoso paisaje esmeralda.-

Estar en Guayabal, es aceptar una forma distinta, lenta y profunda de hacer cada cosa y sentirla en las entrañas. Cada paisaje nos retrata un suceso, cada camino nos inspira una canción, cada recuerdo nos hiere un verso y, cada palabra que oímos, entre el tintineo musical que producen al caer sobre el viento las gotas de lluvia, nos atan a un pueblo que parafraseando al maestro Gallegos; ama profundamente, afianzado en la fe y la esperanza de verse íntegro a través de los siglos.-

Imagen Vivencias Llaneras del Abuelo
Y es que Guayabal, es muchas cosas; un topónimo, un pueblo capital del municipio San Jerónimo de Guayabal del Estado Guárico, el caño, el río, el calor, el estero y su espejo de cristal, el hombre con su franqueza, el cielo, la poesía, las palabras, la música, la fiesta, el joropo, la mirada fiel, la nobleza y la esperanza y, más allí de todo esto, es el sentir de una comunidad que sufre silenciosa y resignada, que a la vez se alegra de su propia existencia.-
Imagen Vivencias Llaneras del Abuelo
Guayabal, además ha sido cuna de notables personajes, entre los que podemos mencionar: Florencio Jiménez Madrid, Julio D´Armas, Emilio Rodríguez, Manuel Moisés Chirinos, Manuel Pulido, Barbara de Bautista, Luisa Rivero y el recordado periodista y poeta Luis Barrios Cruz,

Guayabal ha ganado puesto de exención en el concierto de los pueblos provincianos, sobre todo si nos queremos referir a los que se ubican en lo más profundo del bajío guariqueño, entre ellos: Camaguán, Cazorla, Corozo Pando, Uverito y Puerto Miranda entre muchos otros.-
Publicar un comentario en la entrada