Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

29 de febrero de 2012

Ya estamos en Febrero

Y ya estamos en febrero
Con flor de carnestolenda
Cuando sopla el viento fiero
Arrastrando tolvaneras
Y del hatajo el polvero
Que levanta la rochela.
Cuando pita el altanero
Cimarrón de la pradera.
Cuando tranquilo el bonguero
Sobre su bongo se acuesta,
Porque tiene en el garcero
Su gallo que lo despierta.
Cuando su canto cerrero
Rompe la garza morena,
Que es el gallo del bonguero
Cuando gritan las chenchenas

Tomado de Cantaclaro - Don Rómulo Gallegos
Publicar un comentario en la entrada