Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

23 de febrero de 2012

La Familia de los Aguaitacaminos del Llano

Hemos agrupado en esta entrada, tres aves  emparentadas que habitan nuestro llano. Las tres son aves de hábitos nocturnos cuya característica principal es la capacidad de mimetizarse en el ambiente debido a su plumaje. A continuación, algo sobre ellas, recopilado por Audubón de Venezuela con artículos de Eduardo López

Imagen: http://ibc.lynxeds.com/users/chris-megan-perkins
AGUAITACAMINO COMÚN (Nyctidromus albicollis)
Aguaitacamino se les dice en Venezuela a los integrantes de la familia Caprimulgidae, llamados Atajacaminos en Argentina y Tapacaminos en México, en Centroamérica e incluso también en nuestro estado Falcón. "El nombre que le damos en Venezuela, derivado de la expresión popular aguaitar, que significa mirar y esperar, se debería «a que durante el crepúsculo vuela a trechos en los caminos delante del viandante, cuya aproximación aguarda posado en el suelo, para repetir luego la maniobra» (Alvarado)

Lo que hace que este Aguaitacamino común se pose en los caminos cuando el sol comienza a ocultarse, es su condición de ave insectívora nocturna, que utiliza la vista para ubicar a sus presas, representadas por especies voladoras como los escarabajos y polillas, siéndole más fácil hacerlo en áreas despejadas, ya que se trata de «sitios donde puede distinguir a contraluz del cielo las siluetas de los insectos que pasan>.
No fabrican nidos realmente, sino que sus huevos, normalmente uno o dos, «son dejados simplemente en el suelo o sobre hojas caídas»

CHOTACABRAS (Chordeiles acutipennis)
Imagen Tripod.com

Chotacabras, palabra derivada del verbo chotar que significa mamar, fue el nombre común que desde la antigüedad le dieron en Europa, a los integrantes de la cosmopolita familia de los Caprimulgidae. «tiene su origen en una leyenda que atribuía al ave la capacidad de succionar la leche de las ubres de las cabras por la noche»,

Según Ramón Páez, en La Vida en los Llanos de Venezuela: "Ave nocturna con fama injusta; por años se le ha adjudicado la culpabilidad de alimentarse con la leche de los rebaños. “cuando la brillante luna resplandece, se puede lograr una magnífica oportunidad para examinar al chotacabras. Lo podéis ver junto a las vacas, cabras y carneros saltando de aquí para allá bajo sus vientres. No es arisco en realidad lo que hace es alimentarse de las moscas nocturnas que atormentan el ganado. Las bestias no lo espantan, ni le temen. Su plumaje es como el del buho, no tiene el lustre de las aves diurnas. La mayor parte de las especies, tienen el tamaño de una lechuza. Tiene un grito notable que no se olvida: se lamenta como una persona que sufre. Se diría que es la voz moribunda de una victima asesinada en medio de la noche. Comienza con una nota alta pronunciando ha,ha,ha,ha,ha,ha,ha cada una de esas notas más bajo, hasta que apenas se oiga la ultima, haciendo pausa de uno o dos minutos entre cada nota…."

"Los Chotacabras (en inglés Nighthawks o Nightjars) son aves de tamaño mediano, activos en el crepúsculo o en la noche y cuya presencia muchas veces se revela por su canto. Son generalmente de color oscuro, en tonos marrones jaspeados que les permite mimetizarse con su entorno. Se parecen en algo a las lechuzas o a pequeños halcones pero se les reconoce por su vuelo errático como los murcielagos, la forma achatada de su cabeza, sus patas cortas y su postura vertical cuando están posados. Habitan bosques, sabanas, playas, zonas arbustivas semidesérticas y zonas urbanas, en elevaciones desde el nivel del mar hasta los 3600 msnm".

Las patas cortas y débiles de los Chotacabras hacen que su caminar sea torpe y bamboleante. Sus ojos son grandes y muy sensibles en la oscuridad. Tienen picos pequeños pero su boca la pueden abrir a un tamaño sorprendente, pasando de una forma en V a un círculo, para capturar insectos al vuelo. Muchas especies tienen cerdas en la cara, lo que puede servirles para dirigir los insectos hacia su boca y protegerles los ojos de las alas o patas de los insectos. Ponen sus huevos en depresiones en el suelo, en la arena o sobre hojas secas.

Foto barlovento Magico





El sonido que emiten los nictibios, es realmente atemorizante, sin duda semejante al que pudiera emitir  un espanto de la sabana, es una especie de "siseo" alternante con un gruñido o ruido gutural. Puede ser escuchado en el siguiente enlace: http://www.xeno-canto.org/america/browse.php?query=nyctibius+grandis. 








Otro rasgo notable del Nictibio grande son sus enormes ojos, principal instrumento que le permite ver en la oscuridad de la noche. Ese par de ojazos se mantienen cerrados durante la mayor parte del día, (...) pero sus parpados poseen dos pequeños cortes a través de los cuales puede observar su entorno aunque los tenga cerrados.

La fuente de este texto, fue tomado de un artículo de Eduardo López en la web audubon de Venezuela. Realmente  vale la pena leerlo en su totalidad: Nictibio Grande

Muchas leyendas se tejen alrededor de estas aves, algunas de las cuales se las ofreceremos en la proxima entrada.

Publicar un comentario en la entrada