Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

9 de junio de 2013

Algunos Platos Típicos de Barinas

 Cucuba
 Ésta se hace con la harina extraída del plátano o del topocho. Se prepara pelando y picando el plátano en tajadas. Luego se colocan al sol por 2 ó 3 días para su secado. Después se muele y se pasa por un colador para obtener una harina de contextura delgada. Con esta harina se prepara un atol muy popular y nutritivo para quienes lo consumen.
Tambien se preparan Arepas de Cucuba , agregándole a la harina  abundante huevo, azúcar y mantequilla. Se amasan hasta obtener el punto deseado. Se proceden a hacer las arepas colocándolas en un budare hasta que doren. También se pueden freir. Estas arepas forman parte de la dieta diaria de la comunidad, ya que son de fácil preparación y además, resultan bastante económicas, ya que el topocho y el plátano son los principales cultivos de la zona. 

Envuelto de Morrocoy:
Para preparar este platillo se necesita harina, pan, huevos, cebollas, ají, cilantro, cebollín, sal, aceite,
onotada, entre otros. Primero se sofríen los aliños con el aceite, luego se le agregan los pedazos de presas de Morrocoy y se deja sudar por 15 minutos. Después se prepara la harina con los huevos y se les coloca el guiso, se amasa y se hacen bollitos, los cuales se sofríen en el sartén con aceite bien caliente. Este es un plato característico de la comunidad pedraceña que suele prepararse durante la época de Semana Santa. 
Cuentan los cazadores de morrocoy que muchas veces caían de rodillas y no podían levantarlos porque el animal propiciaba el peso y la humedad por el boro que tiene en su caparazón. Estos animales son muy valorados por la comunidad, por lo que hoy en día es muy común ver la cría de estos quelonios en los patios de las casas y fincas.
Publicar un comentario en la entrada