Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

5 de septiembre de 2011

Las Palmas - Luis Barrios Cruz


LAS PALMAS
Las palmas tienen sed. desesperada sed de Nunca.
Y nada hay mas sediento que la palabra Nunca
deletreada por terronales sin caminos,
decorada por chicharras limando el horizonte
en el cristal del medio día

Las palmas tienen sed. Desesperada sed de Siempre.
Y nada hay mas sediento que la palabra Siempre
impresa en el azul ausente de cielos deslumbrados
con el cristal del medio día.

Las palmas tienen sed y elevan sus copas ágiles
para que se las llene el viento;
pero el viento ya no sabe donde están las palmas,
porque el viento se quedó ciego
de mirar el cristal del medio día

Las palmas tienen sed y se empinan de anhelo
por asirse a la nube perdida;
pero sus manos crispadas de Nunca, de Siempre,
desgarran la veste de la nube ligera
y la nube sigue desnuda,
y las palmas deshilan los pingajos de gasa
sobre el cristal del medio día

Mi caballo alazán, mi caballo,
viene de mas allá del horizonte intacto
con la tarde raptada en sus crines de oro.
mi caballo alazán galopa sobre el estero sin caminos
y hace añicos el cristal del medio día.

Alzad, palmas sedientas, las copas ágiles.
Aqui os traigo vuestro lucero blanco de agua pura.

Luis Barrios Cruz
Respuesta a las Piedras
Publicar un comentario en la entrada