Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

16 de mayo de 2013

Para Melecio García, José Vicente Rojas

PARA MELECIO, EL COPLERO 

En alas de mi cantar 
Con alma de fiel coplero 
De Apure a Rancho Vaquero 
Mi copla va a cabalgar, 
Y en ella voy a llevar 
Mi mas puro sentimiento, 
Por esa llanura adentro 
De chaparros y palmares, 
A un cantador de esos lares 
¡llanero ciento por ciento! 

 II 
Se trajo de San Fernando 
Su recuerdo y su alegría 
Y con su copla bravía 
Siempre le he estado cantando. 
En su verso va llevando 
El recuerdo que no olvida, 
Por esa tierra tendida 
De costa a costa de monte, 
Donde sueña el horizonte 
Con la sabana dormida 

 III 
Cuando suena un carnaval 
En primas y tenoretes 
Melecio su pico mete 
Y comienza a improvisar, 
Con su verso a chaparrear 
Al contrario que se arrime, 
Le dice que cante, afine, 
Mas claro que el mismo día
 Porque en el arpa García 
Es espuela que lo esgrime 

 IV 
Por eso mi copla alegre 
Yo te saludo coplero 
Y mi cantar sabanero 
Por la sabana se pierde 
Va por los pajales verdes 
Diciendo a los mil caminos 
Que todavía hay Florentinos 
Como Melecio García, 
Cantando a la tierra mía 
Los joropos relancinos
Publicar un comentario en la entrada