Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

25 de febrero de 2011

La Quesera. El Sentimiento del Quesero. Entrada 3/5


Llanero es el que se da a
A su llano con ternura
El mismo que cuando rompe
La mañana con su albura
Va rumbo a la corraleja
Hacia la vaca panzuda
Diciéndole Grano de Oro
Ponte,  ponte con mansura
Y con sus manos callosas
Extrae hacia la  totuma
La leche olorosa a campo
Blanca y cubierta de espuma
(Llanero no es cualquier cosa- José Romero  Bello)
El sincero afecto que se crea entre las vacas y el personal del ordeño, es cosa resaltante. Fernando Calzadilla Valdés, en la magia de su libro Por los Llanos de Apure, nos cuenta mucho sobre este sentimiento. En particular me pareció hermosísimo, el pasaje que se transcribe a continuación, claro ejemplo de este comportamiento.

Cuenta el autor que en ocasiones, despierto antes de la hora de ordeño, llamaba a los ordeñadores para que se levantaran y prepararan café, pero a veces, éstos no respondían. Entonces llamaba al quesero y le pedía ordeñar la vaca Corazón, quien a pesar de alegar que no era la hora, finalmente accedía e iniciaba el canto:

… “Cuando yo estaba en la escuela,
me enseñaron la lección;
en la orilla ajila el bagre,
en el medio el valentón.
Y al….zoquete no le ajila
ni que pesque en ribazón
Corazón, Corazón, Corazón

Simultáneamente cada uno de los peones desde su chinchorro le endilgaba una estrofa a Corazón:

Al palo que no florea
No le baja el cigarrón
Corazón, Corazón, Corazón

El zoquete amarra el bongo
Mas que venga de patrón
Corazón, Corazón, Corazón

Cuando el marrano está gordo
Hasta el rabo es chicharrón
Corazón, Corazón, Corazón

Jacinta me dio una cinta
Y Juana me dio un cordón
Jacinta la tengo en l´alma
Y Juana en el corazón
Corazón, Corazón, Corazón

Inmediatamente todos se levantaban dirigiéndose derechito al corral a beber la leche de la vieja Corazón, no volvían a enchinchorrarse y hacían café. Nunca me pude explicar ese gran escándalo de los peones y su afición a las postreras de Corazón"

Postrera: la última leche que se extrae de las ubres de las vacas al final del ordeño. Es una leche mas apetitosa por ser mas grasosa

ENTRADAS RELACIONADAS
Publicar un comentario en la entrada