Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

17 de febrero de 2010

Tú como que te estás haciendo el mogollón......

Mogollón era un violinista, al parecer muy letrado en música, ya que era bastante poco común acompañar la música llanera con un violín.
Ël al igual que todos los músicos de aquellas fiestas, no encontraban momento para tomar un descanso, pues los bailarines no querían parar,
En una ocasión, éste señor Mogollón se hizo el borracho o dormido para descansar un rato y por más que lo iban a buscar, no podían "despertarlo". El hecho no escapó a la chispa del llanero y desde entonces, hacerse el mogollón, es hacerse el loco, o hacerse el "pendejo" utilizando nuestro mas común y coloquial lenguaje.
Publicar un comentario