Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

13 de febrero de 2010

Perro viejo late echao

Es un dicho que tiene que ver con el conocimiento que dan los años. Latir, en el lenguaje coloquial del llanero, significa ladrar. Un perro joven probablemente hace un alboroto en una situación, se acerca, quiere ver que pasa. El perro viejo, se las sabe todas y desde lejos advierte ya sea peligros, extraños o situaciones. Se utiliza igual que el "cuando tù vas, yo ya vengo"
Publicar un comentario en la entrada