Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

8 de noviembre de 2010

El Cachicamo

El cachicamo (Dasypur sabanicola):

Con fuerza para escarbar
Y penetrar en la tierra
Mas rápido que cualquiera
De donde nadie los saca
Por mas fuerza que le hagan
Jalándolos por la cola

Las cuevas del cachicamo
Se las ocupan las lapas
Y la mortal cascabel
Por ello nunca se mete
La mano desprevenida
En una cueva en la tierra
Fauna Hermosa de la Bella Llanura
Hugo Estrada Ripari


Inofensivo y curioso animal,  vive en madrigueras bajo tierra y se deja ver al final de la tarde o en la madrugada, cuando sale en búsqueda de comida, consistente en larvas, gusanos, insectos o pequeñas culebras, siendo éstas últimas comunes en sus madrigueras.
Poseen un caparazón formado por placas ordenadas en filas transversales, tiene larga cola y patas cortas.
Como medio de defensa, inflan sus cuerpos dentro de la cueva, lo cual impide que los puedan sacar de ellas, tiene también garras.
Las placas córneas que tiene en la cabeza le impiden ver de frente, por lo que muestran este lado vulnerable al no poder ver venir los peligros provenientes de esa dirección.
Su carne es apreciada por el hombre y es conocida como “siete carnes” pues se asemeja a la del pollo, conejo o cerdo. Los campesinos deshuesan el animal y preparan la carne dentro del caparazón. Dicen que el caparazón bien tostado queda crujiente como el chicharrón y es comestible, y que el mismo molido, tiene propiedades medicinales

 El armadillo o cachicamo, es portador ó vector de ciertos microorganismos que producen en el hombre enfermedades como la lepra. Así mismo, se le considera reservorio de protozoos flagelados de la especie Trypanosoma cruzi, que causa en los humanos y especialmente en niños, una dolencia muy grave llamada enfermedad de Chagas. Dada la anterior importancia sanitaria, en Venezuela se legisla desde 1982 para vedar la caza de esta especie, además del Priodontes giganteus o maximus, que es el armadillo gigante y del Dasypur sabanicola o cachicamo sabanero, el más común en Venezuela. El Doctor Jacinto Convit, médico venezolano, hizo importante aporte a la medicina al inventar la vacuna contra la lepra  utilizando el cachicamo como vector.Wikipedia


Publicar un comentario en la entrada