Buscar este blog

Cargando...
....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

14 de noviembre de 2010

El Caballo de mis Coplas - Manuel Graterol Santander



Para cerrar el tema del caballo llanero, colocaremos este profundo poema escrito por Manuel Graterol Santander, en el cual se mezcla la visión del hombre y el caballo. Declamado por Oscar Martínez, es un clásico muy especial.


El Caballo de mis Coplas

El caballo de mis coplas
corre en llanos del recuerdo
corre y corre desbocado
sin llevar silla ni freno
y apaga su sed de viaje
entre tus ojos de estero.

El se aprendió de memoria
la senda de tus cabellos
el arrebol de tu boca
las espigas de tus senos
y empezó a decir canciones
en una noche de sueños
tocando tímidamente 
la guitarra de tu cuerpo.

El caballo de mis coplas
caminador y realengo
tiene las crines de nube
tiene las ancas de viento
y relinchos de cantar
y trotar de puros versos
que se aprendió en la llanura
en un joropo estupendo
cuando una soga de humo
le tiró el lazo certero
y le puso cuatro y arpa 
entre la espalda y el pecho
rumor de quebrada fresca
con guaruras de lamento
y por eso este caballo
lleva el camino por dentro

El caballo de mis coplas
 es un caballo cerrero
es dulce y enamorado
y algunas veces violento
se defiende por sí solo
y a nada le tiene miedo
pues respira por el canto
cuando le falla el resuello
y hasta yo mismo me extraño
cuando de noche lo encuentro
en los caneyes del llano
relinchando en los acentos
de las letras sabaneras 
que tiene el seis por derecho

El caballo de mis coplas
es el mejor compañero
canta, cuando hay que cantar
y llorar cuando hay que hacerlo
pues llorar no es cobardía 
sino mas bien sentimiento

Y el caballo de mis coplas
es un caballo muy bueno
alla va por la llanura
de tus dos ojitos tiernos
entre sus patas de alma 
voy divisando el tierrero
y es tierra venezolana 
la que levanta hacia el cielo
para que hasta Dios conozca
¡cómo se canta en mi pueblo!
Publicar un comentario en la entrada