Buscar este blog

....Y vió que el hombre de la llanura era, ante la vida, indómito y sufridor, indolente e infatigable; en la lucha, impulsivo y astuto; ante el superior, indisciplinado y leal; con el amigo, receloso y abnegado; con la mujer voluptuoso y áspero; consigo mismo, sensual y sobrio. en sus conversaciones, malicioso e ingenuo, incrédulo y supersticioso; en todo caso alegre y melancólico, positivista y fantaseador. Humilde a pié y soberbio a caballo. Todo a la vez y sin estorbarse, como están los defectos y virtudes en las almas nuevas" Don Rómulo Gallegos

2 de noviembre de 2010

El Rayuelo

Juego de muchachos anterior a la llegada de las metras, canicas o pichas. Se jugaba entonces utilizando algunas semillas esféricas como las de la palma Marará o Mararay (Aiphanes aculeata) o las de Parapara (Sapindus saponaria). Estas últimas son unas semillas negras, duras y lisas, de aproximadamente 1 cm de diámetro.

El juego de la Rayuela consistía en trazar un círculo en  la tierra de unos 40-50 cm de diámetro marcando en éste dos diámetros en cruz sobre el que cada jugador colocaba  un número acordado de paraparas; después se trazaba un raya y desde cierta distancia cada jugador lanzaba una semilla  hacia la raya para ver quien la ponía más cerca, lo que definía el turno de las jugadas, siendo el primero aquel que acercaba más su picha a la raya.  Este jugador, utilizando los dedos Medio y Pulgar impulsaba su parapara hacia el círculo tratando de “volar” (sacar) el mayor número de paraparas. Repetía esta operación hasta que fallara dando entonces daba paso al siguiente jugador.  Omar Carrero

El poeta AlbertoArvelo Torrealba, pone en la voz de Florentino, una referencia sobre este juego:

Desde cuando yo volaba
paraparas del rayuelo
vide con la noche oscura 
la cruz de mayo en el cielo

Publicar un comentario